La fruta no siempre es saludable

la-fruta-no-siempre-es-saludable-facebook

La fruta no siempre es saludable.

La fruta no siempre es saludable.  En muchos casos, incluso te puede hacer daño.  Esa declaración parece radical, totalmente contra del pensamiento común, pero te prometo que haya buena razón por ella y por este post.  Abajo, te he escrito en detalle sobre 4 razones por las que la fruta no siempre es saludable.  Al final del post, te daré sugerencias de cómo comer la fruta de manera sana.  Espero que este post sea informativo y útil para ti en tu camino hacia la salud óptima.  ¡Empecemos! 

1) Las variedades modernas de frutas no son como las ancestrales.

Los humanos llevan más de 10,000 años criando y cultivando los alimentos para que sean más grandes, más jugosos, y más resilientes. El problema es que ahora nuestra tierra, nuestro suelo, está agotado, debido a las prácticas insostenibles de la industria corporativa agrícola.  Por eso, los cultivos modernos no tienen el mismo contenido de nutrientes que sus homólogos ancestrales y silvestres.  Como escribe el Dr. Bernard Jensen, «La moderna tecnología agrícola nos permite ignorar los síntomas del agotamiento de la tierra» (1) y uno de los más grandes síntomas de dicho agotamiento es que un alimento parezca normal pero no lo es porque no tiene todos los nutrientes que debería….en otras palabras, es una «cosecha vacía«.

En un ejemplo increíble, Dr. Akil Palanisamy, un médico occidental y Aryuvédico, habla de un estudio de 300 variedades de manzanas; algunas comerciales y otras silvestres (2).  En cada caso estudiado, 1 onza de manzana silvestre estaba comparada con 1 onza de manzana comercial.  El estudio concluyó que como promedio las manzanas silvestres tenían 47,500% MÁS fitonutrientes que las manzanas comerciales, ni siquiera 10% o aún 50% pero más de 47,000%!!!!  Es una estadística extremadamente alarmante!

Cuando comparamos los alimentos silvestres y los alimentos ancestrales, incluso la fruta, con sus variedades comerciales modernas, podemos claramente ver que una sugerencia tan general cómo «comer más fruta» es ridículo.  Puede ser sano o no.  Tendríamos que mirar al actual estado de salud de cada individuo, el tipo de fruta que come, de dónde viene la fruta, en qué temporada estamos, etc. para saber si es una saludable adición a la dieta o no.

2) La fruta no siempre está de temporada. 

La fruta, a menos que haya sido fermentada y preservada, NO es un alimento del invierno en la mayoría del mundo.  Por eso no es natural merendar un plátano o una fresa en medio del invierno a menos que vivas en un clima tropical que tiene fruta disponible todo el año.  Lo importante es entender que debemos comer con las temporadas.  Nuestra dieta no debe ser igual todo el año; cambiará igual que cambiará la temporada y la disponibilidad de los alimentos locales.  Esto significa que tu consumo diario de fruta será distinto en cada distinta temporada del año.

3) La fruta tiene mucho azúcar! 

La fruta tiene mucho azúcar.  De hecho, tiene más azúcar y menos nutrición que nunca antes en la historia de la agricultura (te acuerdas de las variedades modernas vs. las ancestrales y silvestres).  El azúcar en la fruta está mayormente en la forma de fructosa, lo cual no eleva el nivel sanguíneo de azúcar tanto como la otra forma de azúcar, la glucosa.  SIN EMBARGO, eso no quiere decir que puedes comer toda la fruta que quieres sin consecuencias para el cuerpo.

Nora Gedgaudas, la autora del libro Primal Body, Primal Mind, escribe que la 

«Fructosa, el azúcar simple en la fruta, aunque no impacta tanto la insulina (excepto cuando es jarabe de maíz con alta fructosa) es extremadamente dañina porque causa la glicación (de la células).  También (la fructosa) aumenta los niveles del ácido úrico (cómo en el caso del síndrome metabólico y la gota). (124). 

El desequilibrio del nivel de azúcar en la sangre es la norma, no la excepción, en el mundo moderno. Para poder sanar nuestra función celular metabólica, los alimentos altos en carbohidratos, que incluye la fruta, generalmente no están recomendados.  Cuando tu cuerpo y sus células se sanan, un consumo moderado de fruta probablemente esté bien.  Recuerda que cada cuerpo es distinto, y una sugerencia general de «más fruta» es demasiada vaga para adoptarla ciegamente.  

4)  El sobreconsumo de fruta reemplazará otros alimentos más nutritivos. 

El Dr. Price tenía esto bien claro hace casi 100 años.  La fruta no debe reemplazar los alimentos más densos en nutrición que ayudan a tu cuerpo a construirse y mantenerse.  En una carta que escribe a sus sobrinos sobre la nutrición, Dr. Price enfatiza que «Hay un malentendido con respecto al valor de la fruta como alimento. Claro que la fruta es atractiva como accesoria, pero la mayoría (de la fruta) es muy baja en minerales» (3). 

En la misma carta, nos da ejemplos de cuánta fruta se tendría que consumir para poder cumplir las necesidades del cuerpo de 2 gramos diarios del mineral fósforo; tomaría 37 libras de manzanas (quizás aún más de las variedades de manzanas de hoy), 32 libras de mermelada de naranja, o 30,000 calorías de miel.  Es un montón de dulce para cumplir los requisitos del cuerpo de 1 sólo mineral para 1 sólo día. 

Las frutas son buenas accesorias a la dieta pero según Dr. Price son los cereales, los mariscos, y los lácteos que son

«los alimentos que la Naturaleza nos ha proveído en su forma natural, lo cual satisfará nuestra hambre y a la vez cumplirá los requisitos de nutrición que tiene el cuerpo.  La civilización moderna ha modificado esto para proveernos menus que suelen ser muy altos en calorías y demasiado bajos en contenido mineral» (491). 

blueberries-on-the-treeCómo comer fruta de manera saludable

Si no tienes trastorno del nivel de azúcar en la sangre Y es temporada de fruta dónde vives, entonces una pequeña porción de fruta puede ser una merienda refrescante y deliciosa.

Ten en cuenta que debe ser una fruta orgánica ESPECIALMENTE si comes la piel!  La frutas más delicadas, como la fresa que crece en la tierra, SIEMPRE tienen que ser orgánicas y bien lavadas.  La única fruta que compro a menudo que no es orgánica es la palta.  La dura piel del exterior protege la carne verde y cremosa del interior.

LAS MEJORES FRUTAS – Cualquiera que sea local, de la temporada actual, y orgánica incluyendo la palta, el coco, los berries, el limón, la lima, el acaí, la lúcuma, y la toronja.  Éstas generalmente contienen menos azúcar y algunas incluso tienen alta cantidad de grasa sana! 

LAS PEORES (especialmente para las personas que tienen trastornos del nivel de azúcar en la sangre) Fruta seca, mangos, plátanos, dátiles, sandía (todas muy altas en azúcar)

Conclusión 

Me encanta la fruta.  Es un dulce regalo de la Pachamama y estoy agradecida siempre por su dulzura. PERO también sé que la sugerencia general que tanto escucho de «cuánto más fruta, mejor» no es válido. Hemos vistos que las variedades modernas de la fruta tienen más azúcar y menos nutrición que sus homólogos silvestres y ancestrales.  También hemos conversado sobre la epidemia actual de trastornos en el nivel de azúcar en la sangre; la fruta puede dificultar en vez de ayudar a la sanación de las células a nivel metabólico. Además sabemos que comer con las temporadas es bueno tanto para nuestra salud como para la salud de la Madre Tierra; entonces es muy probable que la fruta esté disponible en algunos momentos del año y no en todos.

Cuando emprendemos este camino de tomar la gran responsabilidad que tenemos con nuestra salud y la salud de la Pachamama, encontramos que muchas suposiciones sobre la alimentación y la nutrición que antes aceptábamos, ahora las tenemos que cuestionar.  Investigamos, probamos, y experimentamos para poder tomar decisiones informadas sobre qué comer y como nos impacta a nosotros y a la Madre Tierra.

Salud para todos, 

Katita 

¿Aprendiste algo?  Compártelo en Pinterest.

la-fruta-no-siempre-es-saludable-pinterest


Citations 

(1) – preface ix, Empty Harvest by Dr. Bernard Jensen and Mark Anderson

(2) – entrevista entre Robb Wolf y Dr. Akil Palanisamy

Episode 325 – Dr. Akil Palanisamy – The Paleovedic Diet and Ayurvedic Medicine

(3) – Chapter 31, page 492, Nutrition and Physical Degeneration by Dr. Weston A. Price