yo-soy-pachamamista

DE LA VIDA:

  • No se puede hablar de la nutrición si es que no estamos hablando también de ecología.
  • Las vidas de nuestros abuelos (ancestros) nos dan un ejemplo de cómo debemos relacionarnos con la Naturaleza hoy en día, con muchísimo respeto, amor, y cuidado.
  • La rigidez es lo contrario de la salud.  Fluye, fluye, fluye.
  • Cada poquito cuenta; una sola persona SÍ PUEDE cambiar el mundo. Cada acto tiene un gran impacto.
  • La gratitud cura.  La música cura.

DE LA DIETA:

  • Una dieta de alto valor nutricional, preparada con alimentos enteros y orgánicos es la mejor dieta que hay.
  • Lo que uno come depende de dónde vive en este Planeta maravillosamente diverso.  Recuerda la sabiduría Aryuvédica que nos enseña a comer con las temporadas además de alimentarte con lo que está disponible en tu entorno local, en tu bioregión.
  • Hay una diferencia entre comida sana y comida que sana.  Las necesidades del cuerpo siempre están en flux. Quizás un alimento “sano” no sea “sanador” por lo que tú estás curando en este momento.  
  • Los productos de origen animal SÍ tienen lugar en la dieta humana.  Hemos evolucionado grasa a ellos.
  • La grasa es nuestra amiga, no enemiga, incluso la grasa animal.
  • Los mitos alimentarios nos enseñan que la grasa saturada y el colesterol son malos; esto NO es el caso.  Ambos son componentes necesarios dentro en una dieta saludable.
  • Los lácteos son mejores cuando se consumen crudos y enteros y fermentados (¡con TODA su grasa!).
  • Un buen mantra es “más Omega 3, menos Omega 6″ (leído: más pescado salvaje, menos aceite vegetal procesado, etc.).
  • Los aceites vegetales (canola y soya) ¡dan miedo!  NO son alimentos saludables PARA NADA a pesar del marketing de la gran industria alimentaria.
  • Comer las verduras con mantequilla (o otra grasa saludable) te ayuda a sacar toda la buena nutrición (minerales, vitaminas, etc.) que contienen dentro.
  • Los cereales, incluso los integrales, no siempre son buenos.  Cada persona tiene sus propias necesidades bioindividuales.  Quizás sean una buena adición a tu dieta, quizás no.  Si es que los vamos a incluir en la dieta, los tenemos que preparar adecuadamente (remojar, fermentar, cocinar en caldo, etc).  El método que se usa depende del grano que estamos consumiendo.
  • El caldo de huesos es lo más cercano a un “alimento milagroso” que se puede encontrar; cura el revestimiento intestinal y una digestión óptima es la base para la función óptima del organismo entero.
  • Cocinando en casa siempre es mejor que comer fuera.  Comer en buena compañía es pura medicina tanto para el cuerpo como para el corazón.
  • ¡Agradezcamos antes de comer!  Darle las gracias a Dios y a la Madre Tierra por toda su abundancia. 

DEL BLOG:

Este blog es mi manera de compartir lo que he aprendido hasta ahora en mi camino y lo que sigo  aprendiendo.  Quiero construir una comunidad de gente que busque vivir una vida sana y eco; una comunidad en la que podemos compartir ideas de cómo vivir una vida más bella y más saludable tanto para los humanos como para nuestra querida Madre Tierra.

Muchas gracias por estar aquí. 

Love,

Katita