yogur-griego-casero

El yogur griego es un alimento con poder probiótico además de contener muchos nutrientes (¡si es que lo hacemos con leche entera orgánica de vacas alimentadas con pasto!)  Me encanta comerme un yogur cremoso, espeso, y sabroso con un poquito de granola y unos arándanos encima.  ¡Qué delicia!  El yogur griego sale muy caro en el supermercado.  Hoy aprenderás a hacerlo en tu propia cocina.  Es fácil, ahorrarás dinero, y prepararás un yogur aún más rico que los que se compran.

LO QUE NECESITAS PARA HACER EL YOGUR GRIEGO:

  • Una neverita portátil (más pequeña mejor, porque así se mantiene su calor durante el período de incubación del yogur
  • Una toalla
  • Un termómetro digital
  • *Leche entera, preferiblemente orgánica y sin homogeneizar, de vacas alimentadas con pasto, que viven bajo el sol y no en una fábrica
  • Yogur ya hecho (con leche entera, preferiblemente orgánica, y SIN SABORES NI CONSERVANTES) – Este yogur será el cultivo que usas para inocular con buena bacteria este nuevo lote de yogur que estás haciendo.  Por cada litro de leche que vas a convertir en yogur, necesitarás 1 cuchara sopera (15 mL) de yogur ya hecho.
  • Una olla grande en que calentar la leche
  • Una cuchara de palo para remover la leche mientras que esté calentándose
  • Tarros de cristal con tapas – Usa los que ya tienes en casa.  Recicla.
  • Estopilla para cocina (o un trapito finito), un colador, y una goma – para colar el suero del yogur (al final)

*Lo rico del yogur griego es que es muy espeso y cremoso.  Y es espeso y cremoso porque le quitamos bastante suero (la parte líquida del yogur) y así, se vuelve más sólido.  

Si empiezas la receta con un galón de leche entera (más o menos 4 litros), acabarás teniendo unos 2 litros de yogur griego (o sea, la mitad).  Si no te importa que el yogur sea un poco más líquido, entonces tendrás más yogur al final. Tu decides cuánto suero quitarle al yogur y cuánto dejar.  Si estás perdido, no te preocupes, que todo esto tendrá más sentido al final del post.  

CÓMO HACER EL YOGUR GRIEGO: PASO POR PASO

(1)  Saca del refrigerador el yogur ya hecho que vas a usar para el cultivo de este nuevo lote de yogur. Tiene que estar a temperatura ambiente cuando lo utilicemos en un ratito.  Hoy, tengo 4 litros de leche entera con los que hacer yogur.  Así que tengo 4 cucharas soperas de yogur griego sacados del refrigerador (1 cucharada por litro).  No necesariamente tiene que ser griego el yogur que usas como cultivo, PERO sí tiene que ser de leche entera y no puede contener nada de sabores (como fruta, etc.) ni conservantes.  Busca un yogur con cultivos vivos ya que son sus cultivos bacterianos los que inocularán el nuevo yogur que ahorita estamos haciendo.

cultivo-culture-yogur-yogurt

(2)  Busca la neverita portátil que vas a usar para incubar el yogur.  Usa la más pequeñita que puedes encontrar para guardar todos los tarros de yogur que vas a hacer pero sin mucho espacio extra. Queremos que sea un lugar acogedor y cálido para la leche durante su período de incubación en que se convierte en yogur.

Pon un poco de agua bien caliente dentro de la nevera y cierra la tapa.  Este paso sirve para pre-calentar la neverita antes de que pongas los tarros dentro.  Es un truco que te ayudará a producir yogur más cremoso y espeso porque el yogur, cuando se está incubando, le gusta el calor.  No te preocupes que no vamos a desperdiciar el agua (tampoco lo tienes que llenar entero).  Después de cumplir su trabajo de calentar la neverita, puedes utilizar el agua para regar tus plantas o fregar los platos.

nevera-portátil

(3)  Pon la leche en una olla grande.  Aquí tengo los 4 litros de leche.

leche-olla

(4) Calienta la leche sobre FUEGO BIEN BAJITO.  SÉ PACIENTE.  Si la calientas demasiado rápido, tu yogur no va a salir muy rico.  Calentándola con el fuego tan bajito puede demorar más de 30 minutos (si es que empiezas con leche fría) pero vale la pena al final cuando comes un yogur rico, espeso, y cremoso.  Sé paciente.  Sé paciente.  Sé paciente.

(5)  Cada unos 5 minutos debes remover la leche en la olla con la cuchara de palo.  Para mí, este el paso que más me cuesta acordarme.  A veces dejo la leche, empiezo con otras tareas en la cocina, y me olvido de removerla.  ¡¡No hagas esto!!  ¡¡Aprende de mis errores!!  Si quieres un rico yogur al final, asegúrate de removerla de vez en cuando durante el período de su calentamiento. 

remover-leche

(6)  Verás que la leche se volverá un poco burbujeante cuando se calienta.  Es una señal que te estás acercando a la temperatura correcta.

(7)  Calienta y remueve la leche hasta que llegue a 180 grados F (82 grados C).  La razón por la cual calentamos la leche a esa temperatura es porque así, algunas de las proteínas de la leche, se empiezan a cambiar de forma lo cual resulta en un producto final más espeso.  Hay gente que hace el yogur con leche cruda (leche que nunca ha sido calentado más de 47 grados C).  Sin embargo, su yogur siempre será más líquido.  No se puede hacer un yogur griego muy espeso sin calentar la leche a 180 grados F/ 82 grados C.

(8)  Cuando veas que el termómetro te lee la temperatura correcta (82 C), apaga el fuego y deja que la leche se enfríe hasta llegar a los 115 grados F (46 grados C).  Este es otro paso que requiere mucha paciencia. La leche se demora bastante en enfriarse.  Si no tienes tanto tiempo, pon la olla en el congelador o en un baño de hielo para acelerar su enfriamiento.  Yo lo he hecho así y no daña nada al yogur final.  Y también te recomiendo de nuevo, mantenerte bien atento a la leche.  Es muy fácil olvidarte de la leche ya que cuando se está enfriando, no la tienes que remover mucho.

(9)  Mientras que está enfriándose, pon el yogur ya hecho que usas como cultivo dentro de los tarros de cristal que has sacado.  Aquí tengo 2 tarros, cada uno de 2 litros para que quepa toda la leche que estoy calentando.  He puesto 2 cucharas soperas de yogur en cada tarro.  También, sería un buen momento para vaciar la neverita portátil del agua caliente.  No te olvides de cerrar la tapa para que se queda la nevera con su calor. 

cultivo-yogur-tarro

(10)  Cuando la leche se ha enfriado hasta 46 grados C (115 grados F), échala en los tarros.  Cierra las tapas y sacude los tarros para que el yogur y la leche se mezclen bien.

milk-jars-yogurt

(11)  Pon la toalla dentro de la neverita portátil (que ya está bien calentita gracias al agua) y luego los tarros dentro de la toalla.

(12)  Envuelve los tarros con la toalla.  ¡Es un nido de yogur!

yogur-nevera-portatil

(13)  Cierra la tapa de la neverita y deja el yogur allí SIN MOLESTARLE (NO ABRAS LA TAPA) entre 8 y 24 horas. Cuánto más tiempo lo dejas allí, menos lactosa tendrá el yogur.  

nevera-portatil

(14)  Después de su período de 8 hasta 24 horas, abre la tapa de la neverita, saca los tarros, y sonríete que ya tienes yogur.

(15)  Ahora vamos a hacer que sea yogur griego.  Pon la estopilla para cocina en un colador y el colador encima de la olla.  Vacía el tarro de yogur dentro de la estopilla.

tela-gasa-yogur

(16)  Junta las esquinas de la estopilla con una goma y deja que el yogur se cuele entre 30 y 60 minutos.  Cuánto más tiempo lo dejas allí colando, más suero le irás sacando del yogur y más espero será el producto final.  Por eso sale más caro el yogur griego en el super.  Porque si empiezas todo este proceso con 4 litros de leche, al final sólo vas a tener un poco más de 2 litros de yogur griego.  Si dejaras el yogur allí colándose por unas horas, al final tendrías crema de queso y muchísimo suero.

(17)  El suero es la parte líquida del yogur.  Cuando hago el yogur casero, recolecto el suero, lo pongo en un tarro de cristal, y lo guardo en la nevera hasta 4 semanas.  Lo puedes añadir a tus batidos mañaneros para aumentar tu consumo de proteína.  También se utiliza el suero (es un medio ácido) para desactivar los anti-nutrientes presentes en los legumbres y cereales.  Por cada taza de legumbre que remojo en agua, también le echo a este agua de remojo 1 cucharada sopera de suero.  Eso ayuda a que los minerales y otros nutrientes en los legumbres y cereales sean más accesibles para el cuerpo.

suero

(18)  Después de unos 30 (hasta 60) minutos de colar, devuelve el yogur que está dentro de la estopilla a uno de los tarros de cristal.  Sacude el cristal por unos 2 minutos para ayudar que el yogur sea más suave y cremoso.  Pon el tarro en el refrigerador y espero que se enfríe.

yogur-griego

(19)  Sirve el yogur griego frío con granola, frutita, miel cruda, o cómelo sólito ya que será ¡¡delicioso!!

yogur-griego-casero

(20)  Cualquier cosita, escríbeme en los comentarios de abajo y te ayudaré todo lo que pueda.

Un abrazote de oso,

Katita

¿Te gusta el método?  ¿Lo quieres probar?  Compártelo en Pinterest. 

yogur-griego-casero-pinterest