como-hacer-limonada-probiotica-facebook

JÚNTATE CON MI COMUNIDAD EN FACEBOOK, YO SOY FERMENTISTA.  Allí nos vemos.  🙂

YoSoyFermentista


Limonada probiótica – un fermentado fácil y delicioso 

La fermentación es un arte y una ciencia milenaria.  Es un proceso alquimista en el que un alimento se transforma en otro.  La uva en vino.  El trigo en pan.  El repollo en chucrut.  El cacao en tu barra de chocolate.  La leche en un rico y sabroso queso.  Y la lista sigue.

Fermentamos alimentos por una variedad de razones: 

  • para preservarlos (de hecho la fermentación ha sido la principal técnica de conservación de alimentos durante la mayoría de la historia humana en el que no había neveras; por eso cada cultura tiene alimentos fermentados en su menú tradicional)
  • para cambiar su sabor (¿A quién no le gusta el queso?) 
  • para aumentar su valor nutritivo (por ejemplo, el chucrut contiene más vitaminas del complejo B que el repollo)
  • para conectarnos con el mundo invisible de los microbios (las bacterias son las encargadas de la transformación del alimento; nosotros sólo sus servidores).  Ellos ALIMENTAN a nuestro microbioma, a nuestro ecosistema interior.  Y la salud del ecosistema interior es la base para la salud del organismo entero. 

Hoy día vamos a hablar de cómo fermentar la limonada para que sea una bebida no solamente deliciosa sino también probiótica…beneficiosa para estos miles de millones de bacterias que viven dentro de nuestro intestino.   


(Si quieres aprender más sobre la fermentación casera, ¡tenemos un curso online, Poder Probiótico!  Aquí la página con la info del curso). 


El suero como cultivo/fermento base

En esta receta usamos el suero, cosechado del yogur, como fermento base.  Tenemos que conseguir este suero de yogur que contiene cultivos VIVOS.  Cultivos vivos quiere decir que el yogur contiene microbios que comerán el azúcar y por ende, transformarán la limonada en una bebida probiótica.

Si quieres aprender más sobre el suero, aquí hay un post y un video en los que profundizo más en el tema. 

Primero, a cosechar suero: 

Necesitas: 

  • Yogur con cultivos vivos.  Siempre es bueno usar yogur con TODA su grasa.  Prefiero no usar yogur griego porque ya está muy espeso y por ende, no tiene mucho suero (la parte líquida de la leche).  Asegúrate de usar un yogur casero o busca uno el supermercado que no tenga ningún aditivo, edulcorante artificial, y que diga en el etiqueta “cultivos vivos” (o algo similar).  Necesitas (más o menos) 1 litro de yogur para conseguir 1/2 taza de suero en 30 minutos.  Si lo dejas colando por varias horas, entonces tendrás al final mucho suero y queso crema.  ¡Que rico!  A este quesito le puedes agregar sal y las hierbas que más te gustes.
  • Tela de gasa y una goma 
  • Un colador
  • Y un bol

Cómo obtener el suero: 

  1. Pon la tela dentro del colador y el colador dentro del bol.
  2. Pon el yogur dentro de la tela y junta las esquinas con la goma.
  3. Deja todo reposando durante 30 minutos o hasta que tengas media taza (unos 120 mL) de suero en el bol.

Para hacer esta limonada probiótica NECESITAS: 

  • 1.5 taza, unos 350 mL, de jugo de limón (o lima o lemon).  ES MUCHO MEJOR USAR JUGO FRESCO, SIN PASTEURIZAR.  
  • media taza azúcar orgánico (entre 100 y 115 gramos)
  • media taza de suero vivo (unos 120 mL)
  • agua filtrada SIN cloro (el cloro es ANTIbacteriano y estamos fermentando un PRObiótico)
  • tarro(s) de cristal para dos litros de líquido con sus tapas

Cómo hacer la limonada probiótica PASO POR PASO: 

  1. Pon el azúcar en el tarro.
  2. Agrégale también al tarro una taza de agua caliente para disolver el azúcar.
  3. Exprime los limones (cantidad dependerá de la fruta y su tamaño).
  4. Pon esta 1.5 taza de jugo fresco de limón en el tarro.
  5. Mezcla todo, sacudiéndolo con su tapa.
  6. Agrega agua fría o de temperatura ambiente al tarro hasta que esté casi lleno.
  7. Cuando los contenidos del tarro estén a temperatura ambiente, añade al tarro la media taza de suero que ya has obtenido del yogur.  Nunca eches a tu cultivo (en este caso, el suero) un líquido caliente porqué matarás a los microbios que necesitamos para la fermentación.
  8. Mezcla todo muy bien.
  9. Y déjalo fermentando por un promedio de 2 o 3 días en el mostrador de tu cocina, en un rinconcito cálido y fuera de la luz del sol.
  10. Después, guarda el tarro en la nevera para poder tomar la limonada cuando quieras.  🙂

*Un consejito sobre la fermentación 

Si quieres que la limonada sea efervescente, fermenta la limonada en botellas de vidrio herméticas.  Otra cosa: entre más cálido el lugar (ambos cocina y clima), más efervescente.  Entonces si estás fermentando esta limonada en el verano, es probable que te salga una un poco más burbujeante.  Y cuánto más tiempo lo dejas fermentando, más efervescente será con un sabor menos dulce (ya que los microbios habrán comido casi todo el azúcar).

Por eso decimos que la fermentación es también un arte.  Porque no hays reglas absolutas.  Todo depende de tu entorno microbiano, de tu clima, y de los sabores que quisieras conseguir al fermentar.


Espero que disfrutes mucho esta receta y tu tripita siempre esté sana y feliz.

Salud para todos,

Katita

como-hacer-limonada-probiotica-pinterest