Cómo hacer gaseosas naturales (CON VIDEO)

Cómo hacer gaseosas naturales (CON VIDEO) - como hacer gaseosas naturales facebook

En este post vamos a 

  1. Hablar de la fórmula básica que necesitas para hacer un sinfín de gaseosas naturales.
  2. Y también te voy a dar la receta para hacer una gaseosa natural con camote y canela.

¿Tienes preguntas sobre las gaseosas naturales o sobre otros temas de fermentación?  Júntate a mi grupo de Facebook, Yo Soy Fermentista.  Allí nos vemos.  🙂 

YoSoyFermentista


He compartido varias recetas usando el suero de leche para hacer gaseosas naturales.  Y mucha gente, al ver esas recetas, me escriben para preguntar si el uso de suero es obligatorio.  Claro que no.  El suero es una sola opción que tenemos, entre varios otros cultivos probiótico, para usar en la fermentación de gaseosas naturales caseras.

En el mundo de las gaseosas naturales (y en la fermentación en general), la única regla que existe para mi es que no hay reglas.  🙂   En la fermentación en general existen más pautas que reglas. 

Siéntete libre de experimentar….

La fórmula básica para hacer una gaseosa natural casera es 

AGUA SIN CLORO + CULTIVO + AZÚCAR + SABOR/ MEDICINA

***Para hacer una gaseosa de DOS LITROS, usa (más o menos; estos son pautas no son reglas)

  • Dos litros de agua sin cloro
  • 1/4 – 1/2 taza de cultivo
  • 1/2 – 1 taza de azúcar
  • Toda la fruta / hierba que quisieras (obviamente si usas más fruta y/o hierba, el sabor del producto final se intensificará).

Agua sin cloro

Hay que usar agua sin cloro porque el cloro es antibacteriano y estamos haciendo gaseosas probióticas.


Cultivo 

¿Cómo decidir qué tipo de cultivo usar?  

Depende de lo que ya tienes en tu cocina y de los sabores que quieres crear con tu bebida final.  Puedes ir experimentando….

Aquí te doy algunos ejemplos de cultivos para puedes usar…

  • Suero de leche (cosechado de yogur o de kefir con cultivos vivos) – El suero es un buen cultivo porque tiene un sabor bastante neutral, lo cual quiere decir que los otros sabores de la fruta e hierba que usas serán los sabores dominantes de tu bebida.
  • Ginger bug – un «bichito de jengibre» – muy fácil de hacer; le da a tu bebida un toquecito picante de jengibre
  • Kefir de agua – otro cultivo con un sabor bastante neutral
  • Kombucha – para mi tiene un sabor más fuerte que el kefir de agua
  • Rejuvelac – es un fermento de granos de trigo

USANDO UN CULTIVO VS. PURA FERMENTACIÓN (SIN CULTIVO)

Muchas veces para hacer estas gaseosas naturales, el uso de un cultivo no es obligatorio ya que existen en la piel de la fruta, la hierba o otro ingrediente(s), los microbios (bacteria y levadura) que necesitamos para fermentar la bebida.

Las ventajas de usar un cultivo es que

  • ayuda a arrancar más rápido la fermentación
  • a poner la bebida más efervescente
  • y a introducir ciertas cepas microbianas a tu fermento. 

Estos microbios del cultivo trabajarán con los microbios presentes en los ingredientes para transformar tu bebida en una rica y efervescente gaseosa probiótica.


Azúcar 

¿Cómo saber qué tipo de azúcar usar?  

Igual que con el cultivo, dependerá de lo que ya tienes en tu cocina además de los sabores que quisieras crear con tu bebida final.

También puedes tomar en cuenta el valor nutritivo de tu fuente de azúcar ya que la miel e incluso la panela contienen más nutrientes que el azúcar blanco.

Aquí te doy algunos ejemplos de fuentes de azúcar que puedes usar para fermentar gaseosas naturales caseras: 

  • Miel – si es miel cruda, aportará microbios vivos, más que todo levadura, que ayudan con la fermentación de la bebida (aquí tengo un post que te puede interesar sobre el uso de la miel con los probióticos)
  • Azúcar blanco – La ventaja del azúcar blanco en la fermentación de bebidas es que tiene un sabor bastante NEUTRAL
  • Panela – tiene más minerales que el azúcar blanco; su sabor no es tan neutral como el del azúcar blanco
  • Jarabe de arce (o de otro árbol)
  • Melazas de frutas 

Sabor / Medicina

Puedes fermentar con el objetivo de crear ciertos sabores.  También puedes fermentar usando ingredientes específicamente para aprovechar de su poder medicinal.  ¡O puedes hacer los dos a la vez!

Aquí no te doy una lista porque las posibilidades realmente son INFINITAS. 

Te recomiendo usar frutas de estación y también a experimentar incorporando plantas silvestres de tu bio-región en tus bebidas.  🙂  Disfruta la experimentación.  Se creativo.  Y no tengas miedo de «fallar.»  No existen errores sólo experiencias que te ayudan a mejorar, ESPECIALMENTE EN EL MUNDO DE LA FERMENTACIÓN.


RECETA PARA HACER UNA GASEOSA CON CAMOTE (dos litros)

NECESITAS:

  • Dos litros de agua sin cloro
  • El jugo de una lima más su peladura (También puedes usar otro cítrico).
  • Dos camotes pequeños/medianos o un muy grande
  • Una pizca generosa de canela
  • La cáscara de un huevo, limpio (sirve para aportar minerales y ayudar a que sea más efervescente tu bebida final; hablo más sobre la cáscara en el video que acompaña este post).
  • 1/4 taza de suero (60 mL)
  • Una taza de azúcar – Si es azúcar blanco o panela son unos 250 gramos.  Si es miel son unos 350 gramos.
  • OPCIONAL:  Una pizca de nuez moscada (nutmeg)
  • Un contenedor grande o de vidrio, o de barro, o de cerámica (más grande que dos litros para que puedas más fácilmente remover tu gaseosa durante su proceso de fermentación)
  • Botellas herméticas de vidrio para la segunda fermentación y el almacenamiento de la gaseosa

CÓMO HACERLO PASO A PASO 

  1. Pon dos litros de agua sin cloro en tu contenedor.
  2. Limpia el camote para quitarle su tierra.  Sólo pela el camote si no es orgánico.
  3. Ralla el camote.
  4. Enjuaga el camote hasta que el agua salga limpia, transparente.
  5. Pon el camote rallado dentro del contenedor con el agua.
  6. Agrégale el jugo de una lima (o otro cítrico) más la peladura.  También, como hago en el video de esta receta, puedes dejar la lima entera dentro del agua.  Hará que tu bebida final tenga un sabor cítrico más intenso.
  7. Échale a la mezcla la pizca generosa de canela (y de nuez moscada si tienes y quieres).
  8. Agrégale al contenedor también tu taza de azúcar.
  9. Y la cáscara de huevo.
  10. Échale también tu cultivo, en este caso el suero.
  11. Mezcla todo con una cuchara grande de madera o de plástico.
  12. Cubre el contenedor con un trapito limpio y déjalo fermentar durante unos tres días fuera de la luz del sol.
  13. Durante este periodo de fermentación, remueve unas dos veces al día tu fermento para oxigenar la levadura y para prevenir que le crezcan mohos en la superficie.
  14. Cuando haya actividad en forma de burbujas y espuma, es momento de colar tu bebida y colocarla en botellas herméticas.
  15. A las botellas herméticas también les podrías echar un poquito más de azúcar (es opcional para hacerle un poco más dulce).
  16. Sin azúcar extra o no, deja que la botella hermética con la bebida colada se fermente otras 24 horas en el mostrador de la cocina.
  17. Mueva las botellas a nevera y toma la gaseosa fría.
  18. ¡Buen provecho!

Que el alimento fermentado sea tu medicina,

Katita

¿Te gustó el post?  Compártelo en Pinterest.

Cómo hacer gaseosas naturales (CON VIDEO) - como hacer gaseosas naturales pinterest