lentejas-germinadas

¿Cómo y por qué germinar lentejas en casa?

En otro post Pachamamista, escribí en detalle sobre la historia y las motivos detrás de la germinación de los alimentos. Si todavía no has visto ese post, haré un pequeño resumen de ello aquí.

El arte de la germinación de los alimentos lleva miles de años en la cocina humana.  El proceso de germinar ayuda a que el alimento sea aún más nutritivo y digerible para el cuerpo.  Según el médico Dr. Elson M. Hass en su enciclopedia de la salud, Staying Healthy with Nutritioncuando una semilla se germina “mucha de la nutrición guardada dentro de ella se revienta y el germinado se convierte rico en nutrientes (323).  

Las cantidades de proteína, clorofila, y fibra aumentan.  Es más, “los germinados son alimentos vivos que contienen enzimas activas que ayudan con los procesos de digestión y asimilación” (324).  Al germinar un alimento, su contenido del complejo de la Vitaminas B puede amplificarse, hasta diez veces más.

lentejas-germinadas

Lo que necesitas para germinar las lentejas (ingredientes): 

  • Agua filtrada (sin cloro ni fluor)
  • 200 gramos de lentejas.  Pueden ser rojos, verdes, o negros.  Me gustan las lentejas verdes para las sopas y guisos.
  • Un colador finito
  • Tiempo y una buena memoria

Germinar Lentejas: Paso por paso 

  1. Remoja las lentejas en un bol grande con agua filtrada de 4 a 8 horas; asegúrate de que el agua cubra todas las lentejas. 
  2. Después del remojo, vacía el agua, transfiere las lentejas al colador, y enjuágalas.
  3. Deja las lentejas mojadas en el colador y el colador en algún rinconcito de tu cocina, en que no estén expuestos directamente al sol.
  4. Cada unas horas (cuando te acuerdas….NO es una ciencia exacta) “riega” las lentejas  Regar quiere decir que remojas nuevamente las lentejas.
  5. Sigue regando las lentejas cada unas 4 horas, (y justo antes de irte a la cama).
  6. Después de 2 noches y 2 días de regar, las lentejas habrá germinado unas colitas.  ¡Están vivas las lentejitas!  Ya las puedes comer así o cocinar en un rico guiso.   
  7. Es realmente así de fácil.  Lo más difícil de la germinación es recordarte de regar consistentemente.

¡Buen provecho!

Y no te olvides de leer este post sobre los beneficios de los germinados.

Salud para todos,

Katita