los-muchos-beneficios-del-caldo-de-huesos-curativos-facebook

 Los beneficios del caldo de huesos “bone broth” para detox y salud

El caldo ha sido parte del menú humano desde hace 1000s de años.  Antes, la gente no desperdiciaba la comida como hacemos hoy en día.  ¿Te puedes imaginar saliendo a la caza por días y después de cazar un animal, tirar todo a la basura menos la carne muscular?  No tiene sentido.

Utilizar TODAS las partes del animal, incluso los huesos para hacer caldo, es una práctica milenaria y también sostenible.  Sí estás interesad@ en aprender más de la gente tradicional y su alimentación, mira al post sobre el Dr. Weston A. Price y su increíble investigación de la salud humana.

Ojo: El caldo de huesos que se compra en cajas en el supermercado, aunque sea orgánico, NO ES un sustituto para el caldo hecho en casa y no es el tipo de caldo del que ahorita estamos hablando.  El caldo, como todo, es mejor casero. 

La nutrición básica del caldo  

Ahora vamos a aprender un poco más de la poderosa nutrición del caldo de huesos.  Según el Dr. Kaayla Daniel, una principal autoridad de las propiedades sanadoras del caldo de huesos y co-autora del libro Nourishing Broth,

El caldo tiene la siguiente composición nutritiva:

  • 50% de minerales
  • 28% de colágeno
  • 22% del agua

Sin embargo, enfatiza la Dra. Daniel que el caldo de huesos NO es una proteína completa. 

¿Entonces, por qué quisiera consumir una proteína que no es completa?

  • Es verdad, la gelatina y el colágeno del caldo no tienen suficientes cantidades de algunos aminoácidos muy importantes como la tirosina, la histidina, y la famosa triptófano. 
  • ¡Pero eso NO es un problema!  ¡Recuerda que estamos utilizando TODO el animal!  Los aminoácidos que no recibes del caldo los encontrarás en la carne muscular y los órganos del animal.  Estamos hablando de comer desde la nariz hasta la coliga, sin desperdicio.  TODO el animal. 
  • Aunque la gelatina no es una proteína completa, es SUPER saludable, con ALTOS niveles de otros aminoácidos importantes como la glicina, la prolina, y la glutamina. 
  • PROLINA – Necesitamos la prolina para hacer colágeno y tener una piel sana y hermosa y también para hacer cartílago, para tener un sistema esquelético sano.
  • GLICINA PARA DETOX– La glicina es el aminoácido más simple, utilizado como base para fabricar otros aminoácidos, incluso el glutatión.  El glutatión es el antioxidante fabricado dentro del propio cuerpo y juega un papel sumamente importante en el proceso de la desintoxicación corporal. 
  • GLUTAMINA – Necesitamos MUCHO de este importante aminoácido para sanar el revestimiento intestinal y (por ende) el sistema digestivo.  La glutamina también fortalece el sistema inmunológico y forma parte de la construcción de los músculos.

El caldo y la salud esquelética 

Existe una idea equivocada, que el caldo de huesos tiene niveles de calcio tan altos como la leche.  Esa idea no es verdad.  En realidad, hay poco calcio en el caldo de huesos y a la vez es muy bueno para fortalecer la salud esquelética.

La conexión entre el caldo y la salud esquelética es el colágeno que se encuentra en el caldo.  Los componentes fundamentales, la estructura, de los huesos son las fibras de colágeno.  Y afortunadamente el caldo es una rica fuente del colágeno.  La proteína del colágeno forma la estructura básica de los huesos antes de que se llene esta estructura con minerales (como el calcio) para formar un sistema esquelético completo y sano.  Entonces, que esa estructura sea fuerte y a la vez flexible es importante para la formación correcta de los huesos; es la base del sistema esquelético.

Escribe Dr. Daniel, “Para construir huesos fuertes, sobre todo necesitamos colágenoLa fundación del hueso es la fibra del colágeno que forma un enrejado para la deposición del fosfato de calcio y otros minerales.  Este enrejado es más importante para la fuerza y resistencia de los huesos contra las fracturas que los minerales.  De hecho, alguna gente tiene huesos ricos en calcio y otros minerales y sin embargo, sus hueso están débiles, que se rompen bajo tensión como hormigón no reforzado.” 

 El caldo tienen proteoglicanos y glyconutrientes (azucares-proteínas)

  • Hay ocho azucares esenciales que el cuerpo necesita para la función óptima.
  • Dos de estos gliconutrientes son difíciles de conseguir en cantidades suficientes a través de la dieta: N-Acetil-Glucosamina y N-Acetil-Galactosamina.  Ambos se encuentra en abundancia en el caldo de huesos.  

El caldo de huesos ayuda al cuerpo a desintoxicarse. 

Regresemos por un minuto a la glicina.  ¿Te acuerdas de la explicación de la nutrición básica del caldo?  La glicina es uno de los aminoácidos que se encuentra abundantemente en todo tipo de caldo (de res, gallina, pescado, etc.) 

Mark Schauss de la informativa página de web, letstalkrealhealth.com, escribe que el colágeno del caldo está compuesto de un 50% de glicina y que la glicina tiene “una afinidad incredible para los productos petroquímicos.”  Incluso la glicina puede envolverse al petroquímico y acompañarlo fuera del cuerpo.  Es una manera segura y efectiva para limpiar el cuerpo de los químicos que tiene almacenado en los tejidos.

Además, como mencioné arriba, la glicina es el ingrediente principal del glutatión, el principal antioxidante que produce el cuerpo mismo.

Aplicación práctica – el caldo en tu dieta 

Para sacar los máximos beneficios del caldo, es importante que consumas una variedad de caldos, utilizando los huesos de distintos animals  (como gallina, vaca, cordero, pescado, cabra, cerdo, etc.) También es importante comprar los huesos de granjas que practiquen una agricultura sostenible.  El usar de distintos tipos de huesos asegura que vas a ingerir una variedad de perfiles minerales para asimilar una nutrición completa.

Aclaramos: No tienes que usar huesos de distintos animales dentro del mismo caldo.  Pero sí, debes diversificar los huesos que compras y usas para el caldo.  Entonces, durante una semana puedes hacer caldo de gallina y para la siguiente usarás los huesos de vaca para hacer un caldo de res, etc.

Lo bueno del caldo es que lo puedes tomar en una taza como una bebida curativa y también lo puedes utilizar como base para las sopas, las salsas, y otros platos deliciosos que haces en tu cocina.  A mí me gusta empezar mi día con una taza grande y caliente de caldo. 

Extras que añado a mi taza de caldo (para agregarle sabor y nutrición)…

  • Sal marina o sal rosada 
  • Aceite “MCT”  (Triglicéridos de cadena media para más energía)
  • Kelp, una alga (por su contenido del yodo)
  • Colágeno en polvo (aumentar los beneficios de esta proteína curativa)

El caldo de huesos me ayuda a mantener mi tripita sana, feliz, y no inflamada.  Espero que también te ayude ya que hay tantos beneficios de este alimento milenario.

¡Te deseo mucho éxito en tu camino hacia la salud óptima!  El caldo de huesos es una de las claves para lograr la vitalidad.  Explora nuestra página para encontrar más posts sobre el caldo y las recetas para preparar distintos tipos de ello.

Que tu tripita siempre esté sana y feliz,

Katita

¿Prefieres video?  Aquí puedes ver la misma información en Youtube.