“La vida en todo su esplendor es la Madre Naturaleza obedecida”. 

– Dr. Weston A. Price, 1939


El Dr. Weston A. Price no era solamente doctor, viajero, investigador, y dentista.

Dr. Weston A. Price era un VERDADERO VISIONARIO, un pionero en el entendimiento de que la salud humana es un reflejo de la salud de la Madre Tierra.  Nosotros no somos sus gobernantes pero Ella sí es nuestra.  Los que viven de acuerdo con las reglas de la Naturaleza prosperarán, disfrutarán de una salud vibrante.  Los que rompen sus reglas (casi todos nosotros hoy en día) sufrirán las consecuencias.

El Dr. Weston A. Price, dentista con su consultorio en EEUU, decidió viajar por todo el mundo en los años treinta, estudiando culturas indígenas que todavía seguían las dietas tradicionales de sus ancestros, viviendo según las leyes y los patrones de la Naturaleza de SU parte del mundo.  Él fue a Perú, Nueva Zelandia, Alaska, Escocia, Polinesia, Florida, Suiza, Kenia, Australia y muchos otros lugares en búsqueda de la sabiduría ancestral acerca de la alimentación, en búsqueda de gente que gozaba de una salud óptima. 

Tenía que viajar al extranjero porque en aquella época en EEUU y Canadá casi todo el mundo ya había cambiado su dieta a una más moderna……comiendo productos como harina blanca, azúcar blanco, aceites vegetales procesados, y alimentos enlatados.  Encontrar a alguien con una salud óptima, tanto en la boca como en el organismo entero, ya era casi imposible es esos países supuestamente “desarrollados.”

Antes de seguir contándoles sobre el viaje y estudio del Dr. Price…….

Para poder entender mejor el mensaje del Dr. Price tenemos que estar de acuerdo con tres principios básicos.

  • PRIMER PRINCIPIO:   Tenemos que estar de acuerdo que la salud de la boca es un reflejo de la salud del cuerpo entero. Una caries es una señal de ENFERMEDAD en el cuerpo, es una señal de una deficiencia corporal. Alguien con una caries suele tener otros problemas de salud también. Digamos, una caries no es un caso aislado. Un cuerpo con caries también va a mostrar otros síntomas de enfermedad. Muchos de nosotros ahora tenemos acceso a la odontología moderna. Cuando tenemos una caries, vamos al dentista, nos pone el dentista un empaste y vamos a casa sin pensar más en el problema……hasta que tengamos otra caries y el proceso se repite. Sin embargo, el Dr. Price sabía que una caries es una señal de una deficiencia corporal y para poder sanar las caries y prevenirlas, uno tiene que hacer cambios en la dieta, tiene que mejorar su nutrición.

 

  • SEGUNDO PRINCIPIO: ”Que la vida en todo su esplendor es la Madre Naturaleza obedecida.” El Dr. Price mismo escribió esta frase y lo que quería comunicar fue que la Naturaleza tiene leyes y si las seguimos, si vivimos bajo ellas, podemos vivir en harmonía con la Madre Tierra y en harmonía con nosotros mismos, disfrutando de una salud vibrante. Cuando rompemos las leyes de la Naturaleza, nuestra salud sufre. El Dr. Price creía que la gente indígena alrededor del mundo sabía cómo seguir las leyes de la Madre Tierra y por eso disfrutaban de una salud óptima, sin padecer de las enfermedades crónicas que tanto nos afligen hoy en día. La Naturaleza no comete errores. Nosotros los cometemos pero también tenemos la capacidad de solucionarlos.

 

  • TERCER PRINCIPIO: Que la dieta humana es bellamente diversa. No hay una sola dieta tradicional. Como especie, comemos de todo. Hemos podido adaptarnos a geografías tan bellas y tan diversas, desde las cumbres blancas de los Andes hasta los pantanos de Florida y las islas escabrosas de Escocia.  Nuestra dieta cambia según el clima y la geografía local. Es importante tener esto en cuenta cuando estudiamos el trabajo del Dr. Price. En sus fotos, vemos todo tipo de gente y cultura, alguna gente que comía dietas casi 100% de grasa como los Esquimales en Alaska, otras con una dieta alta en consumo de plantas y tubérculos como la de los Andes, otras en mariscos, etc. En fin, la dieta humana es diversa y cambia con tu ubicación en el mundo.

¿Qué es lo que encontró el Dr. Price?

A diferencia de sus homólogos modernos (que obviamente consumían una dieta moderna, procesada, ya en los años treinta), los miembros de estos grupos indígenas de todas partes del mundo disfrutaban de un estado de salud óptimo, libre de las enfermedades crónicas de la sociedad moderna, incluyendo la degeneración dental (la presencia de caries).  De hecho, el Dr. Price en sus estudios de gente comiendo tradicionalmente, encontró un promedio de una sola carie entre cada 1000 dientes indígenas estudiados.  Esa no es una proporción que encontramos en el mundo “desarrollado” hoy en día, incluso con el acceso que muchos tenemos a la odontología moderna.

El Dr. Price llegó a la conclusión de que esa gente indígena que él estudió, tenía sabiduría que el hombre moderno ya se había perdido (o mejor dicho, que se había olvidado).  Ellos tenían conocimiento que nosotros ya no nos recordamos…

En su libro, Nutrición y la Degeneración Física, Dr. Price explica sus observaciones básicas entre las diferencias de las culturas del antaño y la de la modernidad y también nos explica qué es lo que pasa al cuerpo humano cuando uno deja su dieta y cultura tradicional.  Allí es dónde queda la puerta abierta para que entren enfermedades crónicas y luego otros problemas sociales.

Nutrition-Physical-Degeneration

El patrón de degeneración del organismo humano es LO MISMO en todas partes del mundo cuando uno deja si dieta tradicional por una dieta moderna

(No importa lo que fuera o lo que es la dieta tradicional, tampoco importa dónde estés en el mundo)

  1. Primero, hay un aumento excesivo de caries, lo cuál es señal de otros problemas graves en el organismo.
  2. Y segundo, hay un estrechamiento de la cara.  Los hijos que nacen de papás que cambiaron su dieta a una más moderna tenían y tienen la cara menos ancha, más angosta, lo cuál significa que no les caben en la boca todos los dientes. Este cambio de la estructura del rostro y del cráneo no era (y no es) un cambio genético sino una falta de nutrientes que impide que la genética pueda realizar todo su potencial.  Una cara más angosta quiere decir que el organismo entero será más angosto también.

¿Cómo que no son cambios genéticos? 

Al escuchar sobre el trabajo del Dr. Price, muchos decían que el estrechamiento de la cara fue debido a que la gente de distintas razas se casaban y por ende nacían sus hijos con un cambio de estructura.  Sin embargo, el Dr. Price estudió muchas familias que no se habían casado con gente de afuera pero que sí tenían hijos con las caras más estrechas después de la adopción, de parte de los papás, de una dieta de alimentos procesados.

En muchos casos los hijos mayores tenían las caras más anchas porque los papás todavía seguían una dieta ancestral. Al cambiar la dieta de mamá y papá, el desarrollo de los siguientes niños fue afectado. Sus caras cambiaron, ya no eran tan anchas como las de sus hermanos mayores.  No les cabían los dientes en la boca y de hecho, la estructura de todo el organismo fue más estrecho también.

Aumento excesivo de caries

Ahora vamos a hablar un poco más sobre el aumento de caries.  Recuerda que esa gente no tenía acceso a un dentista. Tampoco cepillaban sus dientes. Claro que está bien tener buen higiene y mantener tus dientes limpios y tu aliento fresquito.

Sin embargo, una carie no es causada por la falta de cepillar. Nosotros los sabemos porque hoy en día es normal cepillar los dientes por lo menos dos veces al día y aún así la tasa de caries sigue aumentándose y afectando a niños cada vez más pequeños.

Una carie es una señal de deficiencia corporal…que el cuerpo no tiene todo lo que necesita para poder construirse y mantenerse sano y fuerte.

Las caries nos muestran una deficiencia corporal especialmente en las vitaminas solubles en grasa, más que todo la A, la D, y la K, además de una variedad de minerales como el calcio y el fósforo.

¿Qué hacer con esta información? 

Hay MUCHAS cosas que podemos aprender del trabajo del Dr. Price.  La idea NO ES elegir una sola dieta tradicional, declararla como la mejor, y que todos la sigan.  No.  Como ya hemos dicho varias veces, lo que uno come depende de dónde vive en este maravilloso planeta.  Entonces, lo que sí podemos hacer estudiando el libro del Dr. Price, es entender cuales eran los principios que compartían todas esas culturas milenarias sobre la alimentación y con estos principios en mente, podemos escoger mejor a los alimentos a los que tenemos acceso hoy en día. 

¿Entonces, cuáles son estos principios que todas estas culturas comparten? 

  • NINGUNA cultura indígena ancestral era vegana.  TODAS las culturas incluían alimentos de origen animal en su dieta.  Muchos de estos alimentos fueron considerados como sagrados por su densidad nutritivo, y algunos de estos alimentos de origen animal, la gente los comía crudos.
  • El animal ENTERO se utilizaba.  Los órganos del animal se consumían y no solamente la carne de músculo.  En algunas tribus, incluso la sangre del animal se ingería.  Para recibir un pérfil nutritivo completo, hay que consumir todo el animal.
  • En general, las dietas ancestrales tenían, como mínimo, 4 veces MÁS el calcio y otros minerales que tienen ahora las dietas modernas. 
  • Las dietas ancestrales tenían, como mínimo, 10 veces MÁS las vitaminas solubles en grasa (A, D, E, K) que tienen las dietas modernas.
  • Las dietas ancestrales tenían una proporción casi equilibrada de la grasa Omega 3 con la Omega 6.  Hoy en día, se ingiere la proporción poco saludable de 20 Omega 6 por cada 1 Omega 3 por el consumo extendido de los aceites vegetables procesados (girasol, canola, soya, etc.)
  • La nutrición se planificaba muy cuidadosamente para las parejas que se iban a casar para que sus cuerpos estuvieran listos para la concepción.  A esas parejas, especialmente a las mujeres, se les daban ciertos alimentos con alto valor nutritivo para asegurar la buena salud del bebé desde la concepción a lo largo de su infancia y durante toda su vida.
  • La alimentación está directamente vinculada con el medio ambiente.  El clima y la geografía local tienen un impacto directo en el tipo de la dieta que comen los humanos de dicha región.  Ninguna dieta indígena es 100% igual a otra, aunque TODAS incluían alimentos de origen animal y también de plantas.  Es imposible decir que hay una sola dieta para todos los habitantes del mundo.


El Dr. Weston A. Price ha inspirado nuevas generaciones de buscadores de una salud óptima, gente que estudia las culturas indígenas para aprender de sus estilos tradicionales de vida y de su alimentación y así alcanzar un cuerpo y un mundo más sano. 

Ahora más que nunca las palabras del Dr. Weston A. Price suenan a verdad en nuestros corazones y mentes…

¡Estamos dentro de una revolución alimentaria!  Muchos reconocemos el fracaso del sistema que hemos creado, un sistema de un roto modelo industrial agrícola, un sistema de comida procesada completamente desprovista de valor nutritivo.  El movimiento seguirá creciendo; exijamos juntos que el mercado nos suministre el tipo de alimento que queremos, un alimento que nutra nuestros cuerpos y nuestras almas, un alimento que ayude a todos los ciudadanos de la Tierra a alcanzar una vida más sana y feliz.

Este blog está dedicado al Dr. Weston A. Price, a su trabajo, y a su vida.  Él fue un verdadero Pachamamista, y el mundo es mejor por haberlo tenido aquí.  


Ahora, hay MUCHA gente que está dedicada a difundir el mensaje del Dr. Price.  Te recomiendo empezar con los que se dedican a preservar y compartir su legado.

Primero, hay la Fundación de la Nutritición Price-Pottenger (PPNF), la cual es dueña de todos los estudios, trabajos, libros, y fotos de Dr. Price.  La PPNF también es la encargada de publicar su libro más famoso, Nutrition and Physical Degeneration (Nutrición y la Degeneración Física).  Conseguirte una copia de este libro cambiará tu vida para siempre.  Esperamos que pronto se publicará el libro en español.  Si eres o si conoces un@ editor@, ¡contáctenos!  Membresía en la PPNF empieza a sólo $30 USD al año; considera hacerte soci@ para lanzarte profundamente en las investigaciones del Dr. Price sobre la salud de la humanidad y del planeta. 

También puedes explorar la página del web de la Fundación Weston A. Price para encontrar más información detallada sobre las dietas tradicionales, la medicina alternativa, y la práctica de agricultura sostenible.  Considera hacerte soci@ de la Fundación p0r solo $40 USD al año.  Recibirás revistas trimestrales, Wise Traditions, que se profundizan en todos los temas relevantes para los que buscan una vida saludable.


“We can now visualize our universe, its light, gravity and heat, its seasons, tides, and harvest, which prepare a habitation for the universe of vital forms, microscopic and majestic, which fill the oceans and the forests. We have a common denominator for universes within and around each other, our world, our food and our life have potentials so vast that we can only observe directions, not goals. We sense human achievements or ignominious race self-destruction. Every creed today vaguely seeks a utopia; all have visualized a common controlling force or deity as the most potent force in all human affairs. Yes, man’s place is most exalted when he obeys Mother Nature’s laws.” – Dr. WAP