Alrededor del Mundo con Dr. Price: Las Islas del Pacífico Sur

«La Vida en todo su esplendor es la Madre Naturaleza obedecida.» – Dr. Weston A. Price

 

alrededor-mundo-dr-weston-a-price-islas-pacifico-sur

SI HAS EMPEZADO ESTE CAMINO PACHAMAMISTA CONMIGO, ES PROBABLE QUE YA SEPAS QUE EL DR. WESTON A. PRICE ES LA INSPIRACIÓN PARA ESTE BLOG Y MOVIMIENTO. 

El Dr. Weston A. Price fue dentista al principio de siglo veinte.  En su consultorio, él fue testigo de la degeneración de la salud humana; observó que la segunda generación de sus pacientes era menos saludables que sus papás (la primera generación) tanto en salud dental como física.

Al jubilarse de su consultorio, el Dr. Price empezó un viaje de diez años alrededor del mundo, un logro asombroso dado que ¡eran los años 30!  Su gran misión fue estudiar las culturas indígenas, su salud, y sus dietas, reconociendo que quizás ellos tuvieran la sabiduría para invertir la degeneración de salud que había observado en sus pacientes, gente moderna de países «desarrollados.» 

Su primera parada en su tour global le llevó a Suiza.  Puedes leer de sus increíbles observaciones de la gente de los Alpes Suizos aquí.

Ahora, exploraremos las preciosas Islas del Pacífico Sur.

¡Vámonos!


El Dr. Weston A. Price, espíritu aventurero que era, se fue en 1934 al Pacífico Sur para estudiar las poblaciones nativas de allí. Empezó su trabajo en las islas Melanesas de Nueva Caledonia y Fiji y luego estudió las culturas Polinesias de las islas de Hawaianas, Marquesas, Tahiti, y Samoa Americano, entre otras. 

¿Qué hacía el Dr. Price?

El Dr. Price, al llegar a los lugares (algunos remotos) dónde desarrollaba sus estudios, trabajaba en conjunto con un intérprete, una guía, y a veces oficiales gubernamentales para llevar a cabo su proyecto.  Con este apoyo local, podía ponerse en contacto con poblaciones nativas que vivían en aislamiento en zonas que no eran frecuentemente visitadas por extranjeros.

El Dr. Price mantenía registros meticulosos de cada persona que estudiaba, registros que incluían información como «data sobre la tribu, la aldea, y la familia, su edad, residencia previa, desarrollo físico, los tipos de alimentos consumidos, la condición física de cada diente, la presencia o ausencia de caries; la forma de los arcos dentales; la forma y desarrollo del rostro; y notas detalladas sobre las divergencias de su raza» (o sea, cómo la estructura del rostro y del cráneo cambió después de la introducción de los alimentos modernos en la dieta) (95-96).*

Lo que encontró el Dr. Price en las Islas del Pacífico Sur 

En cada lugar que visitaba, el Dr. Price comparó la gente que vivía en el interior de la isla con los que vivían en los puertos.  Por la facilidad de acceso a la comida extranjera moderna, observó el Dr. Price que la gente nativa morada en las ciudades de los puertos padecía de una tasa mucho más elevada de caries que la tasa de gente aislada en el interior que todavía consumían su dieta ancestral (99).  

También observaba, no sólo en las islas del Pacífico sino en el mundo entero, que los niños y las madres solían ser los más afectados por la degeneración dental (caries) en comparación con los hombres; concluyó que esto era «debido a la demandas especiales» que tienen sus cuerpos: niños porque están creciendo y madres por el embarazo (103).

  • En general, los isleños que comían una dieta de alimentos tradicionales presentaban la bajísima tasa de 0.14% de dientes afectados por caries (99).
  • Al contrario, los que comían una dieta moderna de alimentos importados sufrieron de 26% de caries entre todos sus dientes.
  • Es una GRAN diferencia entre los dos grupos.

Pero las mujeres y los niños no eran los únicos afectados por las caries y la degeneración de su salud.  El Dr. Price escribe que

«incluso los dientes maravillosamente formados de los hombres adultos fueron destruidos por las caries cuando ellos reemplazaron los alimentos nativos por los modernos.  En todos los grupos dependientes de la alimentación nativa con un consumo liberal de alimentos del mar, la salud de las encías era excelente.  Sin embargo, cuando los alimentos del mar fueron limitados en la dieta, depósitos pesados formaban (en los dientes y encías) y a menudo se les asociaba a estos depósitos con la marcada destrucción de los tejidos (bucales) por la gingivitis» (115). 

Caries y Degeneración Física 

Aquí quisiera enfatizar que el problema con la dieta moderna no es simplemente una tasa elevada de caries.  El Dr. Price entendía muy bien que la salud de la boca es un reflejo de la salud del cuerpo entero.  Cuando la salud bucal se deteriora, significa que también ha deteriorado la salud de todo del cuerpo.  Ahora miraremos un ejemplo específico de esta conexión entre boca y cuerpo.

Las Islas Marquesas……

Antes de que llegaron los modernos alimentos procesados del mundo occidental, estas siete islas Marquesas tenían una población vibrante de mas de 100,000 personas.  Con la llegada de las naves, la gente, y los alimentos extranjeros, la población nativa cambió su dieta tradicional por una más procesada.  El rechazo de sus tradiciones alimentarias resultó en un rápido aumento de caries entre la población indígena; con 37% de sus diente afectados por putrefacción dental (caries).

Con la creciente tasa de caries, la vitalidad física de la gente bajaba.  La población se volvió débil y propensa a las nuevas enfermedades traídas a su tierra por los extranjeros; enfermedades como la tuberculosis y la viruela.  Un oficial gubernamental le contó al Dr. Price que la población nativa casi llegaba a la extinción, con sólo 2,000 sobrevivientes de la población original cuando antes eran más de 100,000 (105). 

Esto una crisis monumental que desarrolló en muy poco tiempo.  Es un sólo ejemplo de lo que pasó alrededor del mundo a la gente indígena; su inmunidad y vitalidad se perdieron después de la adopción de los alimentos de los blancos.

No había vegetarianos. Todas las culturas indígenas tenían algo de alimentos de origen animal en su menú. 

Una de las mas interesantes conclusiones a la llegó el Dr. Price después de estudiar gente indígena de todas partes del mundo es que NI UN SÓLO GRUPO ERA PURAMENTE VEGETARIANO (o sea, vegano).  Toda la gente, no importaba si se ubicaba en la tierra fría de Alaska o en las playas de Nueva Zelanda, TODA la gente utilizaba algunos productos de origen animal (de la Tierra o del mar o de los dos) en su dieta. 

Esta conclusion de la importancia de los productos animales en la dieta humana, no fue algo que tenía el Dr. Price bien claro al emprender su viaje alrededor del mundo.  De hecho, en estos dos capítulos sobre sus estudios en el Pacífico Sur, el Dr. Price escribe que este tema del vegetarianismo era

«un asunto de mucho interés, y a la vez de mucha decepción ya que uno de los propósitos de mi expedición al Pacífico Sur fue la búsqueda de plantas o frutas, de los cuales juntas, sin el uso de los productos animales, fueran capaces de proveer todos los requisitos del cuerpo para el crecimiento y el mantenimiento de la buena salud y un nivel alto de eficiencia física» (99).

Aquí en el Pacífico Sur describe que no había «lugares…donde los alimentos vegetales nativos no eran complementados con alimentos del mar (mariscos, pescado, etc.)» (101).  Otros alimentos tradicionales de origen animal en esas islas eran el chancho salvaje del monte, cangrejos, y pescado de los arroyos de las montañas.  No importaba el lugar donde estaba (ni su clima o geografía), el Dr. Price siempre encontraba gente que vivían de plantas Y animales.  

Es algo que debemos considerar ahora que hay un movimiento tan popular de convertirse en vegetariano, más que todo en los países «desarrollados» y en las ciudades.  

Concluyendo nuestro viaje al Pacífico Sur con el Dr. Price 

Acompañándole al Dr. Price en su vuelta alrededor del mundo, empezamos a ver un patrón claro de la degeneración de la salud humana concurrente con la modernización.  Con este patrón, podemos llegar a algunas conclusiones muy claras…….

  • La dieta afecta directamente a la salud bucal.  La gente que come su dieta tradicional suele disfrutar de muy bajas tasas de caries mientras los que se convierten a una dieta moderna, incluyendo alimentos como el azúcar y la harina blanca, tienen niveles rápidamente crecientes de caries. La composición de su saliva cambia.

  • La salud bucal es representativa de la salud del organismo entero, lo cual significa que si la tasa de caries se aumenta, también se aumentará la presentación de enfermedades crónicas en el cuerpo.

  • Cuando los padres cambian su dieta tradicional por una moderna, la salud del niño empeora, y cambia también la estructura de su organismo. Ambos cara y cuerpo se angostan. 

¡ESPERO QUE ESTA INFORMACIÓN TE HAYA LLAMADO LA ATENCIÓN!

POR FAVOR, SIGUE EL VIAJE, TODOS JUNTOS CON EL DR. PRICE; AHORA VAMOS A VISITAR ALGUNAS DE LAS TRIBUS DEL ESTE DE ÁFRICA.  ESTAMOS CONTENTOS DE TENERTE A BORDO! 

Katita 

*Todas las citas de números son páginas en el libro escrito por Dr. Price, Nutritional and Physical Degeneration (Nutrición y la Degeneración Física).  Te recomiendo comprar este libro para mas información detallada (¡y fotos!) de los estudios de Dr. Price sobre la gente indígena del mundo.